Latest Entries »

OJO: Lo que se conmemora es el INICIO de la lucha por la Independencia. El proceso de liberación de la corona española tardó 11 años y culminó con la firma del acta de independencia el 28 de septiembre de 1821.

¿Hay que festejar? Sí, que hace 200 años se dio el primer paso en la búsqueda de un mejor futuro para una sociedad que había vivido 300 años en la opresión.

Sin embargo, luego en esos 200 años que incluyen dos imperios, guerras internas, al menos tres dictaduras, una Revolución y el llamado PRIato aún hay muchos pendientes.

Son precisamente esos pendientes los que nos permiten festejar como debiera ser este Bicentenario. Lo que no nos podemos permitir es llegar al Bicentenario de la CONSUMACIÓN de la Independencia (dentro de poco más de 11 años) con esos mismos temas irresueltos.

Estoy cierto que llegaremos a esa fecha con problemas, pero no pueden ni deben ser los mismos de hoy y mucho menos la consecuencia de hacer caso omiso a lo que exige una solución ahora.

Anuncios

Una más

Hay que partir del principio de que NUNCA se queda bien con NADIE, pues la multiplicidad de opiniones y posturas sobre la de por sí compleja realidad mexicana lo impide y pretender hacerlo sería presuntuoso.

A lo más que se puede aspirar es a aportar un punto de vista más al ya de por sí saturado mar de opiniones desde una perspectiva enteramente personal, diferente, pero no por ello menos válida.

Escribo desde la ingenuidad que genera la ignorancia con las consecuencias que ello implica para bien o para mal.

Explicar un hecho no siempre y no necesariamente es lo mismo que justificar, sus alcances y efectos son distintos. Explicar ayuda a entender el qué, el por qué, el cómo sucede algo; en cambio, justificar si bien implica una explicación, sugiere aceptar ese hecho por esas razones.

La importancia de explicar es ubicar los factores que intervienen en una situación para entenderla de forma más integral y eventualmente encontrar una vía para solucionarla.

De eso se trata este espacio. ¿Me explicó?